martes, 31 de julio de 2007

Volvieron las pelucas!




Pelucas, Postizos y Extensiones:
Artificio secreto de belleza con un sin fin de posibilidades


Más que cabello para llevar, detrás de las pelucas, postizos y extensiones existe un mundo que muchas mujeres comunes desconocemos, lleno de historia y de arte, que lejos de estar impregnado de la estética de las pasadas décadas ha sabido evolucionar y adaptarse a las exigencias de la modernidad. Ya no constituyen patrimonio exclusivo del teatro o la televisión, ahora son una herramienta a nuestro servicio para potenciar nuestra belleza, levantar el autoestima o simplemente permitirnos cambiar de imagen. Aquí te develamos el misterio que encierra este artificio, unas veces evidente, otras discretamente indetectable, que conspira para hacer que te veas como la diva que siempre soñaste, y te damos las coordenadas para que encuentres la adecuada para ti.

Una historia larga y rizada

Las pelucas y los postizos han estado presentes a lo largo de la historia de la humanidad:

- Su primer uso estético se remonta al Antiguo Egipto donde fueron comunes entre hombres y mujeres quienes se afeitaban la cabeza para poder lucirlas. Se fabricaban de entrelazando cabello humano en una red con pelo animal, fibras de lana, oro y otros metales, de acuerdo al rango de quien fuese a usarla.

- Durante el Imperio Romano los postizos para incrementar el largo y volumen del cabello se hicieron muy populares entre las féminas.

- A partir del siglo I, la Iglesia Católica le hizo la guerra a las pelucas, las tildó de invención demoníaca presta a invadir de energías negativas a aquel quien las usase por estar confeccionadas con cabello de personas muertas que podían ser herejes e impuso la excomunión a todo aquel cristiano que las usara.

- La Reina Virgen, Isabel I de Inglaterra, puso de nuevo a las pelucas en la palestra, sus favoritas eran las rojizas y anaranjadas.

- Luis XIII sufrió de calvicie prematura y expandió la costumbre de usar pelucas entre las clases nobles por toda Europa, hasta el siglo XVIII ,denominado el siglo de oro de este accesorio, en el cual la peluca blanca, larga y rizada se puso de moda hasta formar parte del vestir de jueces y abogados; época en la que las mujeres de alta sociedad usaban grandes pelucas de hasta noventa centímetros de alto, decoloradas con polvos de arroz, de color azul o rosado.

- Durante los años 60 surgió de nuevo la fascinación por las pelucas. Se hicieron especialmente populares las rubias en honor a Marilyn Monroe. Venezuela no escapó a esta moda y el recordado Renny Ottolina hacia la cuña de las Pelucas Cuchita: “Cuchita, la peluquita quita y pon”.



Cabellos Lupi: Seis décadas de trabajo artesanal

Esther Parisot y su socia Pilar Parcero atienden Cabellos Lupi en un local ubicado en Sabana Grande. Este nombre es sinónimo de pelucas y postizos en Caracas ya que fueron los pioneros en la confección propia. La familia Parisot, de origen español, llego al país en la década de los 40 para asistir a una boda y una cuñada peluquera vio en Venezuela una oportunidad de mercado. Consiguieron la importación exclusiva de cabello humano tratado proveniente de Corea y abrieron una fábrica en Colinas de Bello Monte, donde mujeres de origen europeo eran la mano de obra que tejía y trenzaba el cabello manualmente en finas redecillas para confeccionar las pelucas y los postizos, que posteriormente eran teñidos y cortados por expertos peluqueros para darles la forma deseada. Después de la década de los sesenta, y debido a la moda de las pelucas sintéticas, los Parisot decidieron importar pelucas fabricadas industrialmente, desde Nueva York, pero aún así, como indica Parcero, los clientes seguían pidiendo las de cabello natural confeccionadas manualmente. Con los años, y por la escasez de artesanas, tuvieron que cerrar la fábrica así como una sucursal que tuvieron en el C.C. Chacaíto durante 17 años, sin embargo su fiel clientela les siguió la pista y aún siguen solicitando su característico trabajo manual por encargo, el que con dedicación siguen realizando, y que incluso, han enviado por pedido a hombres y mujeres fuera de nuestras fronteras. En su inventario cuentan con gran variedad de piezas únicas. Sus postizos y pelucas desfilaron por la pasarela de Giovanni Scutaro el año pasado, en la colección Recuerdo de los Sesenta, con respecto a lo que Parisot precisa: “Giovanni es muy amigo de la casa, y como él muchos artistas que confían en nosotros, además muchas personalidades en estas seis décadas a las cuales siempre les hemos guardado el secreto”.

Xtensiones y Algo Más: Como el cabello propio

Un concepto creado por Ivo Contreras, Estilista Oficial de la Organización Miss Venezuela, es esta tienda que funciona en el C.C. Doral de Chacaíto, donde además de encontrar pelucas, postizos y cabello para extensiones, colocan extensiones con técnicas de hilos y grapas con queratina y hacen las novedosas extensiones de pestañas. Edward Santos, encargado del establecimiento, precisa que cuentan con pelucas de cabello humano y fibra sintética avanzada traídas de Nueva York, cabello natural tratado para extensiones y además compran cabello para este fin; también le prestan pelucas a Venevisión y trabajan para obras de teatro como El Mundo de Oz, producida por Viviana Gibelli. Santos indica: “nuestro fuerte son las extensiones, trabajamos en conjunto con la peluquería de Ivo, ubicada al lado, donde también se colocan y se tiñen para que queden exactas al cabello, también prestamos nuestro servicio a las Misses”.

Desde el año pasado, Francis Zambrano, es la encargada de colocar con precisión las extensiones de pestañas. Los vellitos naturales, de color negro o castaño, se fijan uno por uno con un pegamento especial antialérgico, en igual número a los que posee la mujer. Esto la libera del uso de la máscara de pestañas, ya que automáticamente se vuelven más copiosas y largas. Entre los cuidados que requieren figuran evitar el sauna, los desmaquillantes con aceite y frotar los ojos con brusquedad. Siguiendo estos consejos pueden durar hasta tres meses. Zambrano señala: “ha sido un boom, las venezolanas somos muy coquetas y estamos a la vanguardia en cualquier innovación para ser más bellas”.

BBS Beauty Supply Revlon: modernidad y exclusividad

Bettina Belilty de Arvili probó una cola postiza de Revlon hace más de ocho años y tal fue la reacción de sus conocidos y amigos, quienes la encontraron renovada y más bella, que no dudó en pedir la licencia exclusiva de la marca en su división de Alternativas para el Cabello, con la finalidad de comercializar sus productos en el cautivo mercado venezolano. Actualmente cuenta con diez tiendas, de las cuales cinco se encuentran ubicadas en Caracas: C.C. Sambil, C.C. El Recreo, La Candelaria, Unicentro El Marqués y C.C. Ciudad Tamanaco. En el interior del país tienen presencia en Centros Comerciales de Valencia y Barquisimeto.

El concepto cuenta con pelucas de Cabello Humano y Canecalón, la fibra sintética más alta en calidad y parecido al cabello natural. Los productos en ambos materiales se distinguen por sus cortes modernos, liviandad y ventilación. Cuentan con unas novedosas pelucas para aumentar el volumen del cabello, las cuales poseen grandes orificios que permiten intercalar el cabello propio para lograr un efecto de mayor densidad completamente imperceptible. La línea de accesorios se ha convertido en su ventaja diferencial, ya que cuentan con una amplísima gama de postizos, en forma de colas, cintillos, moños y cortinas, todos quita y pon, elaborados en Canecalón y con gran diversidad de tonos, desde los más naturales hasta aquellos combinados con mechas, que permiten a la mujer encontrar su color exacto. Belilty señala: “son prácticos para la mujer actual que es muy activa, te lo colocas tu misma y cambias completamente, el cabello es definitivamente el marco del rostro”. Entre su público se encuentran desde famosas actrices, modelos y Misses, hasta mujeres comunes que han entrado por curiosidad y al probarse el accesorio se sienten tan hermosas que deciden llevárselo. En las tiendas cuentan con asesoría personalizada brindada por promotoras entrenadas para traducir las necesidades de los clientes en el color y modelo adecuado, así como los productos especiales para su mantenimiento, el cual es muy sencillo. Además cuentan con sistema de apartado, para adquirir los productos con la facilidad de cancelarlos por partes durante un mes.

En los últimos años, precisa Belilty, la aceptación de las pelucas ha sufrido un repunte, son más las venezolanas que usan esta herramienta para cambiar su imagen sin poner en riesgo la salud de su cabello, así como las extensiones de cabello natural tratado que por contar con el aval de Revlon, garantizan excelentes resultados.

Actualmente, el concepto pretende expandirse hacia el vecino país, por lo que Belilty se encuentra tramitando la licencia exclusiva de Revlon para Colombia, además no descarta abrir nuevas sucursales en Maracaibo, Margarita, Puerto La Cruz y Puerto Ordaz para cubrir la demanda de esas importantes ciudades del interior del país, hacia las cuales envían pedidos especiales vía correo privado.

Jugar con tu belleza es una actividad terapéutica, que puede ayudarte a liberar tensiones. Al verte bien, te sentirás mejor y tu ánimo subirá de inmediato. Las pelucas, postizos y extensiones son herramientas que te permiten cambiar de estilo y descubrir nuevas facetas de tu personalidad.




Imagen cortesía de www.irreal-hair.com


REPORTAJE PUBLICADO EN LA REVISTA IMPACIENTES - ABRIL DE 2007