Suscríbete a mi lista de correo #EnFemenino

martes, 4 de octubre de 2016

Violencia Sexual: Manual de Prevención


La Violencia Sexual está definida como todo acto o conducta sexual que se emita sin consentimiento de la otra persona involucrada, donde se usa la coerción y violencia. Incluye desde tocamientos hasta el acto sexual, la agresión y la explotación sexual, pasando por el abuso sexual infantil

La coerción, ya sea a través del uso de la violencia manifiesta o de formas más sutiles como la amenaza y la manipulación es lo que define a la Violencia Sexual, así lo establece en Concejo de la Poblaciones - Population Council (2000) - y la cual está descrita como como la imposibilidad de la mujer o el individuo de elegir otras opciones sin consecuencias sociales o físicas severas.

Cuando pensamos en Violencia Sexual se nos viene a la mente la violación, ese acto sexual forzado que causa una impronta indeleble en la mujer que lo sufre y en torno al cual existen mecanismos socioculturales sutiles que hacen que la víctima se sienta culpable, cómo pensar que ella incitó al agresor a través del uso de ropa provocativa o de una actitud seductora. Esto hace al crimen uno de los menos denunciados en todo el mundo, porque carga a la mujer con un estigma social que lejos de aliviar su dolor a través del castigo al agresor, la marca de por vida cuando el entorno se entera de lo sucedido.

La verdad es que ninguna mujer es "violable" solo por el hecho de vestir con ropa provocativa o de flirtear. No hay nada que justifique que un hombre transgreda los límites y violente el cuerpo de una mujer. No se puede atribuir esta conducta a un exceso de testosterona, porque las hormonas masculinas no inhiben la acción del lóbulo frontal, que es el conocido freno social, así que no existe un "impulso irrefrenable" que no se pueda controlar.

Cundo una mujer dice NO es NO. No importa que ya esté en una relación con ese hombre. No importa que esté en un lugar íntimo con él. No importa que esté casada. No importa su edad. Y cualquier avance más allá de ese límite es Violencia Sexual.

En el agresor sexual operan los siguientes factores:

Psicológicos: Imposibilidad de lograr la excitación sexual sin violencia, falta de autoestima, ausencia de empatía sexual que justifique la violencia ("ella me provocó"), trastornos de personalidad. historia de abuso sexual infantil.

Sociales: cosificación de la mujer, lenguaje sexista, prestigio machista de lograr obtener a la mujer que desee, aunque ella no quiera.

Situacionales: Consumo de sustancias estupefacientes y alcohol, sugestión y contagio del grupo.


Es un hecho que existen situaciones que nos hacen más vulnerables. Aquí algunos consejos para evitar ponerte en peligro:

1.- Caminar sola por calles poco transitadas. Si es de noche es aún más peligroso. Busca las vías principales donde haya gente.

2.- Ir en el carro de un hombre que conoces de forma muy superficial. Esto sucede con frecuencia en las citas que se concertan a través internet. Recuerda que a través de las pantallas de los dispositivos electrónicos las personas pueden mostrar una personalidad distinta a lo que son en realidad. Prefiere citarte en un lugar concurrido y llega por tus propios medios.
      
3.- Que te lleven a un lugar que no conoces. Siempre lleva dinero en efectivo y un teléfono con batería. Notifica a alguna amiga o un familiar cercano que vas a salir a una cita con un hombre que estás conociendo.

4.- Sentirte vulnerable. Si estás en una situación donde tu intuición enciende todas las alarmas, como una fiesta con varios hombres ebrios o bajo los efectos de las drogas, es mejor que te vayas. Actúa con calma, aléjate demostrando seguridad, y llega a un lugar concurrido con rapidez. 

Si has sido víctima de Violencia Sexual recuerda que no fue tu culpa y busca ayuda profesional. No importa si sucedió hace mucho tiempo, es preciso sanar el trauma. Enterrar emocionalmente ese hecho causa bloqueos sexuales que afectan tu salud. 


Mi libro En Femenino está a la venta en las mejores librerías de Caracas: Entre Libros (Los Palos Grandes), Lugar Común (Los Palos Grandes), Kalathos (Centro De Arte Galpones de Los Chorros), El Buscón (Trasnocho Cultural CC. Paseo Las Mercedes), Nóctua (Centro Plaza) y Templo Interno (Centro Plaza) y llega a todo el territorio venezolano a través de envío directo ysabelvd@yahoo.com

2 comentarios:

Eirelyn Gomez dijo...

Excelente reportaje, los casos de abuso y agresión sexual son más comunes de lo que salen a la luz pública. Según la Organización Mundial de la Salud 1 de cada 5 mujeres es abusada sexualmente. Y uno de los casos más comunes pero pocos denunciados es el abuso sexual por parte de misma pareja.
En este sentido, es necesario realizar una campaña de divulgación sobre los derechos sexuales de las mujeres e indicarles en donde acudir en caso de que estén pasando por situaciones como estas. Es fundamental que este tipo de reportaje trascienda y es nuestra responsabilidad llevar este mensaje a los diferentes hogares venezolanos.

Gracias Ysabel por compartir este mensaje con nosotros.

Ysabel Francis Velásquez dijo...

Hola Eirelyn! Gracias por tus palabras :).

Así es, hay un estigma social en torno al abuso sexual porque al denunciarlo la mujer se expone a críticas y señalamientos, que junto con el peso del trauma, debe enfrentar. Lamentablemente en nuestra sociocultura hay mucho machismo, el mismo pervive en todos los estratos sociales, pero no es exclusivo de Latinoamérica, países Europeos como España tienen muchos casos de violencia sexual hacia la mujer y la familia, y muchos terminan lamentablemente en homicidio; y en Estados Unidos ocurre con frecuencia durante el noviazgo y en las fraternidades universitarias. Todo lo que podamos hacer desde nuestros espacios es poco. Un abrazo grande!